A continuación le mostramos los diferentes métodos existentes en el mercado para saber el sexo de su bebé, pero tenga presente que no todos ellos son igual de precisos.

A partir dela 8 semana enviando una muestra de sangre a los laboratorios.

En esta prueba los científicos analizan la muestra de sangre de la madre (sangre extraída del brazo) en busca de cromosomas masculinos Y.  Si no hay, quiere decir que está esperando una hija y si los hay, es que está esperando un hijo. El problema de esta prueba es que los resultados no son válidos si en los años anteriores ya ha estado embarazada, o si ha tenido un trasplante de sangre. Además la muestra de sangre debe estar en perfecto estado. Obtenga más información acerca de las pruebas de paternidad en Republica Domenicana.

A partir de la 9 semana enviando una muestra de orina a los laboratorios.

En esta prueba los científicos analizan la muestra de orina de la madre. La orina es enviada en un frasquito especial. Este procedimiento es muy simple, cuando solicite esta prueba le enviarán el frasquito a casa que lo deberá rellenar con la orina y poner una solución especial que encontrará junto con el frasco que le haya enviado el centro de pruebas de ADN. Pasados unos 7 días recibirá por email un informe que indicará si es un niño o una niña.

Esta prueba sólo la ofrecen los mejores centros de pruebas de ADN y  no se ofrece en todos los países, por ahora solo está disponible en Estados Unidos, Republica Dominicana, Inglaterra, Francia y España entre otros.

A partir de la 10 semana muestras caseras: orina y otros mitos

Ya habrá oído muchos mitos sobre el sexo de tu bebe según la forma de su barriga, el truco de la medallita, la tabla china, la tabla maya y tras creencias… Todos intentan averiguar el sexo del bebe. Si le divierten los juegos,  perfecto, pero no olvide que son juegos y todo resultado será pura coincidencia.

También está la prueba de orina casera durante el embarazo que  se basa en un papelito que cambia de color, o la prueba de bicarbonato y soda.  Ese papelito cambia de color en dependencia de si hay presencia o no de la hormona llamada gonadotropina coriónica humana. Son muchas las personas frustradas ante los equívocos resultados. Un estudio publicado en la Revista de Química Clínica y Medicina de Laboratorio afirma que no son lo suficientemente precisas como para garantizar un resultado exacto.

A partir de la 10 semana: pruebas invasivas

Pruebas como la amniocentesis omuestreo de vellosidades corionicas. Estas pruebas son aconsejables para saber si él bebe tiene defectos genéticos como el síndrome de Down, pero si sólo quiere saber el sexo del bebé no son nada aconsejables ya que tiene un 5% de riesgo de aborto espontáneo,  entre otros peligros.

A partir de la 13 semana: ecografías

Dependiendo de la posición del feto podrá saber el sexo a partir de la 13 semana aunque a veces no se puede determinar el sexo y hay que esperar más semanas.